¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№ 24
№ 23
febrero-marzo de 2010
№ 22
№ 21

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Año lectivo 2009/2010 » № 23

Teño saudade, teño morriña…
Dicen que existe una "manera especial de sentir” en Galicia y las palabras saudade y morriña, según muchos, son cruciales para entender una de las facetas más importantes del espíritu gallego.
El concepto de saudade, que es inherente a Galicia, fue y es el centro de extensas discusiones en Galicia, un enigma que les sigue preocupando a los gallegos. ¿Es saudade un sentimiento que pertenece exclusivamente a Galicia? ¿Es un sentimiento genuino o una "pose”? ¿Es saudade nociva para el espíritu gallego, y conviene por lo tanto hacerla desaparecer?
No soy gallega por eso no sé qué responder a eso. Pero lo que sí sé, es que saudade o algo parecido ¡existe! Por lo menos así dicen las estadísticas y los estudios de los psicólogos y psiquiatras. Según estos, la incidencia de la depresión en Galicia es considerablemente mayor que en otras comunidades autónomas y que en la mayor parte de Europa. El índice de suicidios es sorprendentemente alto. Los expertos aventuran muchas explicaciones, y algunas tienen que ver, precisamente, con la singularidad de Galicia (presencia de un número anormalmente alto de ancianos, la soledad de los poblamientos dispersos). Así que quizá, sí sea verdad que la saudade, esa forma filosófica y poética de la depresión con la que se inauguraron las letras gallegas, es una característica esencial del pueblo gallego.
¿Qué es esto? y ¿de dónde viene?
La palabra saudade, que es hija directa de la latina solitas, y la pariente de la española "soledad”, según el diccionario de la RAE (Real Academia Española) se traduce como "soledad, nostalgia, añoranza”. Pero la realidad es mucho más compleja. No es una mera nostalgia sino algo mucho más triste. Saudade y morriña (concepto muy próximo a el de saudade) son unos sentimientos tan fuertes que, según los dichos gallegos, pueden matar. Esa tristeza expresa el anhelo vago por algo desconocido o hasta imposible que es tan inherente a los gallegos. Saudade puede ser de la tierra, de la juventud, de la patria libre, del dolor, de la belleza, de lo imposible, de la ilusión; todas son facetas distintas de un mismo sentimiento, tanto más puro e intenso cuanto más inalcanzable es su ideal.
Saudade se hizo uno de los más ricos motivos de inspiración del arte gallego que por excelencia es "saudoso”. Son sobre todo los poetas los que supieron dar expresión a un sentimiento tan complejo e indefinido como saudade. Entre estos no se puede omitir el nombre de Rosalía, que para muchos se convirtió en el símbolo de Galicia y la madre de todos los gallegos. El vocabulario literario de melancolía y frustración que dominaba la obra poética de Rosalía Castro fue, efectivamente, crucial en la formación de la imagen que el gallego tiene de sí mismo.
En el siglo XX muchos intelectuales gallegos estuvieron obsesionados por la necesidad de encontrar el hecho diferencial gallego, formular una idea de "galleguidad”. Y lo encontraron… en el celtismo y en saudade, en esta naturaleza saudosa del espíritu celta que heredaron los gallegos de sus tan enigmáticos como dudosos antepasados. Los términos de saudade y morriña fueron ecuaciones mágicas que lo explicaban todo.
No sé si este sentimiento fuerte de la melancolía es un rasgo típico de los celtas que habitaron estas tierras hace 5000 mil años. No quiero discutir cosas tan abstractas y poco comprobables. Lo seguro es que todas las tierras "celtas” (Irlanda, Escocia, Bretaña, Galicia) tienen unas condiciones muy parecidas. Un clima que no es nada hospitalario y amable. La pobreza y, como consecuencia, la humillación que sufren (o sufrieron) los habitantes de estas regiones. Este paisaje físico y mental no parece muy optimista.
Algunos especialistas dicen que el sentimiento de melancolía está muy relacionado con el mar y que apareció cuando los hombres se iban de viajes a los mares desconocidos y desaparecían en naufragios, muertos en batalla, o simplemente nunca volvieron. Los que permanecían detrás - sobre todo las mujeres y niños - sufrieron profundamente su ausencia que se ha convertido en una tristeza constante por algo que falta.
Y en cuanto a los gallegos, también creo que no es nada fácil vivir con un gentilicio para el que la sexta edición del Diccionario de la RAE incluye las acepciones de "tonto” y "tartamudo” y el de la Academia de Costa Rica añade "persona falta de entendimiento y razón”. Todos sabemos que Galicia, una de las regiones más pobladas y más pobres de España del siglo XIX se hizo una de los principales fuentes de emigración a América Latina. Numerosos y pobres, ignorantes y humildes, desvalidos y muy a menudo despreciados, los gallegos fueron y por costumbre son el blanco de muchos chistes y burlas en España y sobre todo en América Latina. ¿No puede ser eso uno de los motivos de la saudade que sentían y sienten los gallegos? ¿Y amor a su tierra natal y el anhelo de los expatriados de volver a su patria? ¿No es una buena razón para sumergirse en la tristeza infinita?
Para terminar, a los gallegos uno puede encontrar en cualquier parte del mundo así que estas palabras gallego-portuguesas saudade y morriña se hicieron tan comunes por toda España que hasta fueron incluidas en el diccionario de la Real Academia Española. Así que, en la lengua castellana no es nada erróneo expresar sus sentimientos más profundos repitiendo en pos de Julio Iglesias (su padre es, por cierto, gallego) – Teño saudade, teño morriña… la-la-laaa…
 
Un canto a Galicia
Julio Iglesias
 
Versión en gallego
 
Versión en castellano
 
Eu queroche tanto,
e ainda non o sabes...
Eu queroche tanto,
terra do meu pai.
 
Quero as tuas ribeiras
que me fan lembrare
os teus ollos tristes
que me fan chorare.
 
Un canto a Galicia, hey,
terra do meu pai.
Un canto a Galicia, hey,
miña terra nai.
 
Teño morriña, hey,
teño saudade,
porque estou lonxe
de eses teus lares.
Yo te quiero tanto
y aun no lo sabes
yo te quiero tanto
tierra de mi padre.
 
Quiero tus riberas
que hacen recordar
y tus ojos tristes
que hacen Ilorar.
 
Un canto a Galicia
tierra de mi padre
un canto a Galicia
que es mi tierra madre.
 
Tengo morriña
tengo saudade
porque estoy lejos
de esos tus lares
Categoría: № 23 | Ha añadido: quepasa (18.04.2010) | Autor: Ekaterina Samsonkina
Visiones: 3326 | Ranking: 3.7/3
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018