¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№ 24
№ 23
febrero-marzo de 2010
№ 22
№ 21

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Año lectivo 2009/2010 » № 23

Un cubano con raíces gallegas
Galicia dio al mundo muchas personas famosas. Y Fidel Castro no es una excepción. Pero no todo el mundo sabe que este revolucionario cubano tiene raíces gallegas. Su padre Ángel Castro (su nombre completo es Ángel María Bautista Castro y Argiz) fue un gallego que nació el 5 de Diciembre de 1875. Sus padres, Manuel de Castro y Núñez y Antonia Argiz y Fernández, vivían en el pequeño pueblo de Láncara, en la región de Galicia que era la más atrasada y la más abandonada región de España. La pobreza siempre fue el destino de la inmensa mayoría de las familias campesinas de Galicia. La familia de Castro se componía y se albergaba en una choza indigente con el suelo de tierra. Su casa tenía solamente una habitación sin tabiques, y toda la familia, los padres y sus seis hijos, vivían en esta casa. La gente decía que Ángel tenía una memoria prodigiosa y aprendió a leer simplemente mirando a los demás hacerlo. También podía organizar todo trabajo y era una persona trabajadora, calculadora, muy oportunista y sabía como prevenir las dificultades, como encararlas y resolverlas.
La gente decía que Ángel, como cualquier otro gallego, era muy refunfuñador, pero generoso, y humano. Desde los primeros años Ángel Castro comenzó a trabajar como jornalero en los campos de los terratenientes locales, y parecía que lo esperaba el destino cruel de un pobre condenado al trabajo penoso, a la pobreza, a una vejez prematura. Pero en 1898 fue movilizado en el ejército español que en ese momento estaba en guerra desesperada contra los cubanos para conservar en Cuba el régimen colonial español. Afortunadamente no tuvo que participar en combates. Poco tiempo después las operaciones militares se terminaron con la derrota de los españoles. Oficialmente Cuba se convirtió en un país independiente, pero en realidad se quedó bajo el protectorado de EE.UU.
Cuba engendró en el alma de Ángel Castro una simpatía profunda por el pueblo cubano. Ángel pensaba que un pobre gallego podría llevarse bien con los campesinos cubanos en la tierra libre de la dominación colonial, mejor que en su Galicia natal, aplastada por la opresión de los terratenientes, el clero y los funcionarios reales.
Después de consultar con la familia y recibir su bendición, Ángel Castro se trasladó a Cuba para siempre, y su hermano Gonzalo casi al mismo tiempo emigró a Argentina. Entonces la mitad de todos los españoles que abandonaban su país natal eran gallegos. La gente salía de sus sitios acostumbrados en busca de una parcela de tierra. Todo lo que Ángel Castro tenía consigo cabía en una mochila, y todas sus esperanzas el futuro padre de Fidel y Raúl Castro las ponía en sus brazos musculosos y en la listeza nativa.
Hacia 1911 se casó con una maestra de Birán, María Luisa Argote, con la que tuvo dos hijos: Pedro Emilio y Lidia, gozando la felicidad del hogar hasta que un buen día, apareció una carreta con emigrantes españoles, hombres y mujeres, en una de las cuales Ángel puso sus ojos y decidió contratarlos a todos para la finca. Mantuvo relaciones íntimas con la mujer a la que convirtió en su cocinera. Lina Ruz González (1903-1963) tenía sólo 18 años, mientras que Ángel tenía 43, llegando a contraer matrimonio con ella hacia 1938, tras la muerte de su anterior mujer. Ángel conoció a Lina durante la búsqueda de un caballo perdido. Los padres de Lina eran de la provincia de Pinar del Río. Su padre, Francisco Ruz Vázquez, nació en la ciudad de San Juan y Martínez, y su madre, Dominga González Ramos, nació en la hacienda "Las Catalinas" en Paso Real de Guan. De su matrimonio con Lina Ruz nacieron Ángela, Ramón, Fidel, Raúl, Juana, Emma y Agustina. Fidel fue el tercer hijo, nacido el 13 de agosto de 1926.
Ángel Castro murió el 21 de Octubre de 1956 en Birán, el lugar que se hizo su segunda patria. 42 días después, el 2 de Diciembre, su hijos Fidel y Raúl y también Ernesto Che Guevara, Camilo Cienfuegos y otros revolucionarios llegaron a las costas orientales de Cuba en el yate "Granma” y comenzaron la lucha armada contra el régimen de Fulgencio Batista.
Categoría: № 23 | Ha añadido: quepasa (18.04.2010) | Autor: Gelia Filátkina
Visiones: 716 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018