¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№ 24
№ 23
febrero-marzo de 2010
№ 22
№ 21

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Año lectivo 2009/2010 » № 24

Levantamiento del 2 de mayo: el principio de la independencia
La historia de España es muy contradictoria. Los problemas internos, las guerras civiles, la incertidumbre política dividían al pueblo español durante muchas décadas. Pero cuando el país se enfrentó con un enemigo exterior que amenazaba con la pérdida de la independencia, todas las partes de la sociedad española se unieron para defender su país. La Guerra por la Independencia contra Napoleón llegó a ser un alzamiento de todo el pueblo. Durante esta guerra hombro con hombro combatían los campesinos y los nobles; la iglesia les inspiraba a la lucha por la libertad de su país común. Pero los primeros quienes dieron comienzo a la Guerra de la Independencia fueron los madrileños. Fueron ellos quienes se levantaron contra los invasores franceses el 2 de mayo de 1808. Este día se hizo el comienzo de la lucha.
El 2 de mayo fue precedido por muchos acontecimientos. Entre ellos los más importantes eran las guerras napoleónicasen que España por las razones económicas se puso de parte de Francia y luchó contra Gran Bretaña y sus aliados. Esta decisión estratégica costó mucho para el país. Su economía débil apenas aguantaba el peso de la guerra; y aun menos cuando se incorporó al Bloqueo continental. Las tropas españolas invadieron Portugal en 1802 provocando la efémera Guerra de las Naranjas para desquitarse. Este conflicto fue organizado por el favorito del rey de España y el primer ministro Godoy. Gracias a esta intervención España consiguió devolver la isla de Menorca que había sido ocupada por los británicos desde 1798 y entregada ala gobernación de los portugueses. Esta históriale convirtió a Godoy en un héroe. Pero esta adquisición territorial fue la única compensación de los gastos españoles. En Batalla de Trafalgar en 1805 Madrid perdió su estatus de potencia naval. Al mismo tiempo Napoleón dejó sus intenciones de conquistar Bretaña y se concentró en el bloqueo continental. El primer objetivo se hizo Portugal.
En octubre de 1807 el representante de Godoy firmó el tratado de Fontainebleauen que las partes firmantes se pusieron de acuerdo sobre la invasión conjunta franco-española a Portugal que era entonces aliada con Inglaterra. Según este tratado Madrid dejó su territorio para el paso de las tropas francesas a Portugal. Así empezó la invasión francesa a la Península Ibérica. En el mismo mes dos ejércitos (50 mil soldados) franceses atravesaron los Pirineos y se dirigieron directamente a Portugal. Napoleón ni siquiera había informado Madrid que sus tropas iban a cruzar la frontera. Solo más tarde Mariscal Junot (jefe de uno de los ejércitos franceses) mandóel aviso al rey español. En Madrid la aceptaron con sumisión.
Entonces en la capital de España había muchos otros problemas. El débil monarca Carlos IV se encontraba bajo la influencia de su mujer María Luisa de Parma y su favorito Godoy. Todos ellos estaban enemistados con el príncipe Fernando en el cual la nobleza y la burguesía ponían sus esperanzas. Ellos esperaban que si echaran a Godoy sería posible regenerar España.
Napoleón se aprovechó de las contradicciones en España para ocuparla. Sus fuerzas rápidamente derrotaron las tropas portuguesas y fueron trasladadas a España. Hacia la primavera de 1808 en el territorio de España se encontraban100 mil soldados franceses. El Mariscal Murat movió sus fuerzas a Madrid. Carlos IV, su esposa y Godoy trataron de irse dela capital pero la gente los detuvo en Aranjuez. Godoy fue aprisionado y a Carlos IV le hicieron abdicar. El 19 de marzo Ferdinando VII se hizo el rey de España. Cuatro días más tarde los soldados de Murat entraron en Madrid.
Pero el emperador francés no reconoció al nuevo rey. Napoleón hizo venir a los dos – a Carlos IV y Ferdinando VII– a la cuidad Bayona en los Pirineos Franceses donde ellos tenían que resolver sus problemas. Hacia el 30 de abril todo fue preparado para el viaje de toda la familia real a Bayona. Cuando el último miembro de la familia trató de abandonar Madrid la paciencia del pueblo se acabó. Los madrileños se levantaron contra los invasores.
El motín se transformó en la insurrección popular, apoyada de manera espontánea por varios militares, como los capitanes Daoiz y Velarde que, juntos con el teniente Ruiz, defendieron el parque de Artillería de Monteleón y facilitaron las armas. Se lanzó a la calle una verdadera multitud que, en un combate desigual, se opuso a los soldados franceses en las calles de Madrid, durante todo el día 2 de mayo. El pueblo de Madrid tenía ganas de vengar. En las calles se formabanlos grupos militaresdirigidas por distintos caudillos, pobres y ricos unidos por la misma causa. Los ricos repartían las pocas armas que poseían a sus empleados de confianza, de los barrios y calles, con hoces, guadañas, navajas de siete y doce muelles estilo Albacete, también llamadas albacete o chaira, su más fiel arma, las guarniciones de los cuarteles estaban alborotadas, ya muchos héroes estaban preparando su hazaña, muchos ya estaban pensando en unirse con el pueblo.
En la famoso cuadro de Goya "La Carga de los Mamelucos” se presentan los principales protagonistas de la lucha: los profesionales perfectamente equipados (los mamelucos o los coraceros) frente a una multitud prácticamente desarmada; en la lucha participaron muchas mujeres, algunas de las cuales perdieron incluso la vida. El levantamiento fue ahogado en la sangre por Murat. La violencia sin razón causó profunda impresión a Goya. Lo que vio el gran pintor español aquel día, lo reflejó en su cuadro "El Tres de Mayo”.
El motín fue derrotado. Muchos madrileños fueron fusilados el día siguiente, mucho más se murieron durante las batallas en la cuidad. Pero el levantamiento de 2 de mayo fue el inicio de la lucha contra los invasores. La lucha que unió el país contra los agresores, la lucha que salvó la independencia del país. Aquel día los madrileños enseñaron a toda España el camino para restablecer la libertad.
Ahora para Madrid el 2 de Mayo es el día de la Comunidad. Según la tradición la fiesta empieza con una ofrenda floral a los héroes de los acontecimientos históricos en el cementerio de la Florida. Allí reposan los restos de 43 víctimas fusiladas por las tropas francesas el 2 de mayo de 1808. Luego la cuidad se llena con la música y los bailes, los títeres y los toros, las obras de cine y arte. Y claro que todo va acompañado con las mejores delicias gastronómicas. Las fiestas terminan con un espectáculo vistoso de los fuegos artificiales. Así los madrileños conmemoran aquel día histórico del 2 de mayo cuando todo el pueblo se unió por la independencia de su país.


Francisco de Goya. La Carga de los Mamelucos. 1814
Categoría: № 24 | Ha añadido: quepasa (27.06.2010) | Autor: Jorge Filatov
Visiones: 2998 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018