¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№27
Edición especial marzo 2011
№26
marzo-abril 2011
№25
septiembre-octubre 2010

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Año lectivo 2010/2011 » №25

BARCELONA. PAN Y CIRCO
Barcelona es hermosa. Barcelona es increíble. Parece una ciudad para respirar y para vivir fácilmente. Creo que la mayoría de los turistas que han visitado la capital de Cataluña, estarán de acuerdo con esta opinión. Yo personalmente me sentía cómoda y libremente, con mucha holgura.
¿Por qué esta ciudad, la perla del Mediterráneo, es tanta bella? Trataremos de encontrar la respuesta. A lo mejor, alguien dirá que lo he tergiversado todo y tiene sus propios comentarios. Está bien, vamos a discutirlo, y ojalá juntos desentrañemos un enigma del aura de Barcelona.
El primer sentimiento que se apodera de un viajero que da su primer paso en la tierra catalana es el de confort. Porque la temperatura del aire casi siempre está bien. Sí, sí. En realidad, la parte inalienable del encanto de Barça está en su clima mediterráneo. Raras veces el verano es demasiado caluroso, y el invierno es bastante suave, la temperatura mínima registrada es de -10 °C en 1956. Casi nunca se producen heladas en la ciudad, raramente se llega abajo del 0. La nieve también es un fenómeno muy poco común en Barcelona. Téngase en cuenta también la proximidad del mar, que se puede sentir casi en todas las partes de la ciudad. Por todos estos componentes su cuerpo se siente muy bien en Barcelona. Como se dice, "mente sana en un cuerpo sano".
La próxima cosa que se aferra a los ojos de los turistas es la arquitectura. Barcelona es un lugar armonioso. Hay una cierta relación mágica entre la altura de una persona y la altura de los edificios, calles anchas y el color de la piedra, y los troncos blancos de los árboles. La armonía vive en la ciudad. Incluso el metro, normalmente un medio del transporte un poco desagradable, especialmente en los lugares más cálidos. En Barça los coches están equipados con acondicionador, y el tren llega con una exactitud de un segundo. Una adición interesante es que en los pasajes entre las estaciones se puede comprar un montón de pequeñas cosas.
El centro histórico de la ciudad es la Ciutat Vella. Corresponde al territorio de la Barcelona antigua, hasta la anexión paulatina de los municipios adyacentes durante los siglos XIX y XX. Aglutina los barrios de El Raval, el Barrio Gótico, Antics Palaus (formado por los barrios no oficiales de Sant Pere, Santa Caterina, el Born y la Ribera) y la Barceloneta. En este barrio está la mayoría de los lugares de interés turístico. Él contiene la plaza de Cataluña, la Rambla, el análogo de nuestro Arbat, pero es más grande, con mucha gente y Santa María del Mar, una iglesia gótica catalana de Barcelona, situada en el barrio de la Ribera y construida entre 1329 y 1383. Hermoso es el más antiguo y prestigioso teatro en activo de Barcelona, especialmente como teatro de ópera, entre los que es considerado uno de los más importantes del mundo, que se llama «El Liceo». Hay muchas, muchas cosas que merecen el nombre de maravilla.
La concentración de maravillas en Barcelona es excesivamente alta, y ese es el secreto del encanto. No se puede aburrirse en esta ciudad, porque la belleza está en torno de una persona. El estado normal de un viajero en Barcelona es el enamoramiento de la ciudad. Nunca pude entender, ¿cómo se puede crear esta magia?
Claro que cuando hablamos de la arquitectura de Barcelona, el primer nombre que recordamos es el nombre de Antonio Gaudí. Ciertamente, sus proyectos son definitivos de la cara de la ciudad. La Casa Vicens, el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia o el Parque Güell son obras maestras. Pero no habría aparecido si el arquitecto con talento no hubiera podido encontrar a su mecenas, el industrial y político catalán, Eusebi Güell. De acuerdo a la versión más común Antonio Gaudí se encontró con Eusebi Güell en 1878 en la Exposición Mundial en París. Güell se convirtió en un amigo y patrocinador principal de muchos de sus proyectos. Creo que se puede tratar de encontrar el secreto del encanto de Barcelona en su sistema de relaciones.
Por supuesto, Eusebio Güell no era un ángel bueno y desinteresado. Este señor se enriquecía en la producción de textiles y sabía perfectamente el valor del dinero. Pero no trataba de obtener un beneficio inmediato. Él entendía que la inversión más segura era el inmueble, pero inmueble de un estilo único. Gaudí encarna el espíritu creativo que inventa una gran idea, y Güell, la riqueza, en cuya base la idea puede convertirse en realidad. Es significativo que Gaudí mismo comparase su patrón a Lorenzo de Médicis. Y lo más importante, los dos eran catalanes y trabajaron juntos para hacer su país más hermoso, más moderno, más diferente del resto de España. Creo que es la forma del separatismo catalán legendario. Aunque Cataluña forma parte del reino español, sin embargo, es diferente. El separatismo aquí, en mi opinión, no puede manifestarse en la agresión. Los catalanes eligieron otra de resistencia, la de ganar dinero y crear obras de arte, en otras palabras, tratar de ser mejor de el resto del país económica y culturalmente, y con eso ser diferentes. Por eso en Barcelona se puede encontrar el pan y el espectáculo, y ambos de altísima calidad.
Otra parte de la magia de Barcelona es el sentimiento de libertad. La tolerancia es el buen tono. No se puede convivir en tanta ciudad mixta sin tolerancia. Catalanes, latinoamericanos, pakistaníes. Cristianos, musulmanes y judíos. Personas jóvenes y de edad conviven en Barcelona y respetan la manera de vivir de los demás. Creo que esta tolerancia tiene sus raíces en la practicidad de los catalanes y en las restricciones de la época de Franco. Porque trabajar juntos es más practico y más razonable y porque existe la tercera ley de Newton. Si algo se prohíbe demasiado, esta cosa normalmente se hace más fuerte.
El ejemplo vivo de ello es la vida del comunidad gay en Barcelona, totalmente prohibida en la época del franquismo. Ahora la ciudad es muy benévola a esta parte de la población. Y ellos pagan por la amistad no solo con sus sonrisas, sino también con su dinero. Los bares, las paradas y las tiendas especiales traen buenos beneficios.
La magia de Barcelona también esta en el hecho de ser la ciudad-camaleón, donde cada persona puede encontrar algo de su interés.
Tengo la sensación muy fuerte de que la atmósfera de Barcelona es un recurso al igual que, por ejemplo, el gas natural en Rusia. Y el gobierno catalán hace de ella buena publicidad. Mire, querido lector, la película de Woody Allen «Viki, Chrisitina, Barcelona». Hay una opinión de que la última palabra figura en el título de la película como consecuencia de una subvención de un millón de euros del ayuntamiento de la ciudad. La película recibió excelentes críticas. Es la mejor propaganda del encanto de Barça. Otro ejemplo es el vídeo Nuevo de Shakira, la cantante muy popular entre los jóvenes. Este vídeo muestra la belleza de las playas de Barcelona, y muchas personas lo saben, por el escándalo que el clip causó.
Porque el gobierno cuida de su ciudad, los turistas pueden estar seguros de que los mejores eventos los esperan en Barcelona.
El secreto de Barcelona está en … Barcelona, en cada año de su historia, cada persona que vive allí y que va allí para gozar su atmósfera mágica. Lo mejor que puedo recomendarles ¡es que vayan a Barcelona y lo prueben Vds. mismos!
Categoría: №25 | Ha añadido: quepasa (06.11.2010) | Autor: Elena Brágina
Visiones: 468 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018