¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№27
Edición especial marzo 2011
№26
marzo-abril 2011
№25
septiembre-octubre 2010

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Año lectivo 2010/2011 » №25

¡Descubre Cataluña en auto! Algunos consejos prácticos.

Recibir la multa por el aparcamiento en un lugar no apropiado, apreciar los caminos de pago y errar por el centro de Valencia por más de una hora – todo eso puedes hacer sólo si tienes un coche. Por eso, si quieres tener las vacaciones llenas de impresiones, después de tu llegada al aeropuerto de Valencia date prisa para arrendar un coche. Así lo hicimos nosotros.

Nosotros – mi novio y yo - habíamos reservado un coche ya en Moscú. En seguida en el aeropuerto encontramos la oficina de la compañía que alquila los coches: hay indicadores en todas partes del aeropuerto. Allí nos pidieron que mostráramos el carnet de conductor y pagáramos 15 euro como seguro. Mi consejo es reservar los coches más baratos, de clase "económica”, porque ellos son los más populares y hay una posibilidad muy alta de que los coches se terminen y te ofrezcan uno de clase mejor sin pago suplementario.

Nos dieron el coche de la marca más popular en España - el "Seat Ibiza”. A propósito, ¿sabes que todos los modelos del "Seat” llevan nombres de ciudades españolas, por ejemplo "Seat Toledo”, "Seat Córdoba”, "Seat Altea”, "Seat León”, "Seat Ronda”?

Tuvimos medio día para ver Valencia. Primero fuimos a la playa para lavar el cansancio y después visitamos la famosa Ciudad de las Artes y las Ciencias. Pero por la noche tuvimos que ir para nuestro hotel en Denia que está a 96 km de Valencia. Habríamos podido llegar en menos de una hora, si no nos hubiéramos perdido en Valencia. Es que no tuvimos ningún mapa de las carreteras y solamente sabíamos que nos hacía falta la autopista A-7 para Alicante. Pero es muy difícil encontrarla, si estás en el centro de la ciudad. Dimos vueltas por más de una hora y al fin vimos el indicador A-7. Por eso mi consejo №2 es comprar sin falta un mapa detallado con todas las autopistas.

La autopista A-7 es de pago. A partir de los primeros minutos del viaje sentimos la diferencia con las carreteras rusas. El asfalto es absolutamente llano, sin rodadas ni cavidades, y puedes conducir a toda velocidad. También hay una prevención para los que viajan por la noche – si te distraes y te desvías al borde, en seguida sientes una vibración fuerte.

El viaje de Valencia a Denia nos costó sobre 7 euro. Pagas siempre en la salida de la autopista por los kilómetros, no por el tiempo que has gastado. Puedes hacerlo con tarjeta de crédito o en efectivo. No te sorprendas si el dinero de tu tarjeta de crédito va a amortizarse no de golpe, sino dentro de algunos días – estas en España ;)) Todas las autopistas de pago son duplicadas por las gratuitas, pero ellas habitualmente son muy estrechas y pasan por las localidades, donde la velocidad está limitada.

Pasamos un día en Denia, que es una ciudad pequeña llena de estatuas raras, otro día en Jávea, donde no pudimos elegir entre la playa de guija y otra de arena, y un día en Benidorm, que tiene aspecto de ciudad moderna con muchos rascacielos, pero en realidad es un lugar para los jubilados. Después de todo esto fuimos a Alicante.

De camino a Alicante la autopista gratuita A-332 pasa paralelamente y cerca de la de pago A-7. Aquí también hay una imagen grande del toro, que es muy famosa y se encuentra en muchas postales y magnetos.

Alicante se nos quedó en la memoria con los problemas de aparcamiento. No pudimos encontrar ni un lugar para estacionar nuestro coche gratis. Eso es el problema de todas las grandes ciudades en España. Cuando aparcas, siempre mira el color de la orladura. Si es blanco el aparcamiento es gratis, si es azul el aparcamiento es de pago y si es amarillo el aparcamiento no está prohibido en este lugar. Si dejas tu coche sobre la orladura azul, puedes pagar por el aparcamiento en el autómata que tiene que estar al lado. No intentes ahorrar dinero, pues las multas son increíbles, ¡desde 50 hasta 100 euros! Pero durante toda la noche el aparcamiento es siempre gratis.

A propósito, a lo largo de la carretera hay muchos indicadores con los nombres de los aparcamientos subterráneos y la cantidad de lugares libres – puedes usarlos también.

Después de 3 días en Alicante devolvimos el coche en el aeropuerto y fuimos a Madrid para continuar nuestro viaje allí. Pero eso es otra historia;)
Categoría: №25 | Ha añadido: quepasa (06.11.2010) | Autor: Daria Petriáguina
Visiones: 468 | Ranking: 5.0/1
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018