¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№27
Edición especial marzo 2011
№26
marzo-abril 2011
№25
septiembre-octubre 2010

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Año lectivo 2010/2011 » №25

Hugo Chávez en Moscú: mis impresiones
 El jueves 14 de octubre en el marco de su gira por Euroasia y el Oriente Medio el presidente venezolano Hugo Chávez visitó Rusia.  Como la última vez, el mandatario venezolano se presentó en la Biblioteca de Literatura Extranjera en Moscú y mi amiga Gelia y yo tuvimos la oportunidad de asistir a ese acto. 
Es verdad que deseaba mucho ver y oír a Hugo Chávez. Me daba cuenta también de que Chávez es político de tipo populista y era poco probable que me enterara de algo nuevo. Preveía las frases corrosivas y mordaces sobre EE.UU., las bases militares yanquis, el imperialismo, el sistema capitalista etc. A pesar de todo esperaba que Hugo Chávez pudiera engancharme por su gran carisma. Esperaba que podría comprender ¿por qué Chávez entusiasma a todos? Pero no lo comprendí……
Hugo habló inusualmente poco para él, por causa de su agenda apretada. La idea principal del Bolivarismo, tan a propósito en el año del Bicentenario, consiste en una revolución permanente del pueblo venezolano en lucha por su soberanía. En el siglo XIX Simón Bolívar dio inicio a la lucha por la independencia de su patria frente al Imperio español. Y en el siglo XX-XXI Hugo Chávez continúa esta lucha de emancipación, esta revolución auténtica contra otro Imperio. En su discurso Chávez manifestó su solidaridad con el pueblo ecuatoriano que defendió su soberanía frente a un golpe de estado organizado por el Imperio yanqui. En algún momento pensé que ¡¡¡el pobrecito de Hugo en cada su acción choca con alguna maldad de los estadounidenses!!! En general Hugo Chávez hablaba de todo. Su discurso no me hizo tanta impresión, que yo esperaba. Sí, ya sé que soy esnob y persona muy escéptica, pero realmente a mí no me hizo ningún efecto un dedo índice levantando  al cielo y la famosa frase: Pobrecito México que está tan lejos de Dios y tan cerca del Imperio maldito. 
Al fin de ese acto  yo decidí encontrar cosas positivas.  Pienso que si uno se siente mal necesita probar una alegría sincera en compañía de sus amigos y entonces el mal humor se perderá. Así en esa tarde Gelia Filátkina nuestra amiga del QP  le regaló al presidente venezolano el casco de un soldado soviético que había luchado contra los fascistas en Leningrado en 1943.  A Chávez le gustó mucho el regalo, él hasta se probó ese casco. Gelia estaba radiante de alegría por haber podido hacer este  regalo. ¡¡¡Felicidades, Gelia!!! Otra cosa buena es que Chávez haya prometido lanzar al mercado ruso café y chocolate venezolanos. Para mí  y los demás golosos es una noticia excelente. En general la gente se alegraba mucho. Para alguien las palabras de Hugo Chávez son las más maravillosas que ellos alguna vez han oído. Pienso que el resumen sería así: si la gente se alegra, todo va bien. Y yo, necesito leer menos la prensa venezolana en Internet, así en la visita siguiente del presidente Hugo Chávez  las declaraciones del mandatario se grabarán en mi alma y yo también compartiré la alegría común. 
¡A paso de Vencedores! 
¡Venceremos!
Categoría: №25 | Ha añadido: quepasa (08.11.2010) | Autor: Natalia Snopkova
Visiones: 468 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018