¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№27
Edición especial marzo 2011
№26
marzo-abril 2011
№25
septiembre-octubre 2010

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Año lectivo 2010/2011 » №25

La lengua catalana: historia y actualidad
Solamente siete años, desde 1932 hasta 1939, existió la república de Cataluña. Luego, después de la victoria de los nacionalistas en la guerra civil, en España comenzaron los años de la dictadura y a causa de esto salió perdiendo la lengua catalana. Sólo después de la muerte de Franco en 1979 fue proclamada la autonomía completa de Cataluña con la capital en Barcelona. Pero todo el tiempo la lengua catalana siguió siendo la portavoz de la autodeterminación nacional.
La lengua catalana o el català es una lengua del grupo románico, difundida en el este y en el nordeste de España, principalmente en Cataluña y en Valencia. La hablan en Rosellón (Francia) y en las islas Baleares. Y en el Principado de Andorra el catalán tiene el estatus de lengua estatal. En total el catalán lo hablan más de 7 millones de personas.
Como lengua literaria, el catalán tiene una historia larga que se remonta hasta al siglo XII. Entonces era lengua oficial del reino de Aragón. Su prosperidad coincidió con la Edad Media; el catalán Ramón Llull (1235-1316) fue el primer filósofo europeo que empezó a escribir no sólo en latín sino en su lengua vernácula. La literatura catalana medieval regaló a Europa una poesía refinada y numerosas novelas caballerescas. Pero ya en el siglo XV Barcelona perdió la primacía política y económica ante Madrid, lo que se convirtió un estancamiento cultural prolongado. Y en el año 1714 Barcelona perdió completamente su estatus autónomo y por consecuencia también la constitución y la lengua oficial. La nueva espira del desarrollo – el movimiento nombrado Renaixença – empezó sólo a mediados del siglo XIX. Entonces regeneraron de nuevo la poesía y el drama en catalán que exhortaron a la lucha por una autodeterminación y una estatalidad. Hoy las editoriales de Cataluña publican anualmente cerca de 6,6 mil ediciones nuevas. Por desgracia, pocos traducen a los autores catalanes, y los nombres como Salvador Espriu, Miguel Marti-y-Pol o Carlos Duarte dicen muy poco a los lectores.
Sería equivocado pensar que si la lengua catalana está difundida principalmente en España quiere decir que ella en un tiempo se desprendió del español y se diferenció durante los siglos posteriores. Eso es falso: estas lenguas provienen de antepasados distintos (es decir de los dialectos de latín diferentes) y nunca se mezclaron. Además se sometieron a unas influencias totalmente distintas. En el siglo VIII la Península Ibérica fue conquistada por los moros, y los territorios hispanohablantes quedaron bajo de influencia de los musulmanes durante siete largos siglos. Eso se reflejó en la lengua que adquirió una gran reserva de palabras árabes. Cataluña fue devuelta al mundo cristiano por los francos que la reconquistaron a los sarracenos, y la influencia gala fue tan grande en su idioma que muchos lingüistas no lo incluyen en el grupo ibero-románico (como el castellano), sino al galo-románico (como el francés).
Aunque la lengua catalana tiene mucho en común con el provenzal y con el castellano, se distingue de ambos. A diferencia del castellano el catalán no admite diptongos crecientes. Allí donde en castellano debe sonar "bien”, la lengua catalana retuvo sólo "be”, y en la palabra "bueno” se contentó sólo con "bo”. En cambio la lengua catalana prefirió unos diptongos decrecientes: eu, au, ou. Por ejemplo la palabra "pie” en la catalán suena como "peu”, la palabra "buey” suena como "bou”. En general, la pronunciación del catalán se parece más a la pronunciación francesa.
En la lengua catalana moderna se distinguen dos grupos dialectales: el occidental, al que pertenecen los dialectos del Oeste de Cataluña y el valenciano, y el oriental, en el que se distinguen el catalán oriental, el balear y el rosellonés. El dialecto de Alguero (en Cerdeña) se mantiene aparte porgue la lengua catalana llegó allí como resultado de la conquista por un rey aragonés todavía en el siglo XIV. Pero esos dialectos no impiden que los hablantes se comprendan unos a otros.
La catalana es la lengua oficial en Andorra, en Cataluña, en Valencia y en las Islas Baleares. Pero sólo en Cataluña la estudian. Los valencianos están siempre seguros de hablar su propia lengua y algunos "patriotas” de esa región llaman a elaborar una ortografía especial y considerar su dialecto como una lengua independiente.
En cuanto a Cataluña, allí hablan catalán en todas partes... a excepción de la capital. Claro que todos los barceloneses poseen esta lengua pero solamente como lengua oficial, no como lengua hablada. La lengua hablada en Barcelona es el castellano. Hoy la lengua catalana tiene pocas funciones allí.


Categoría: №25 | Ha añadido: quepasa (06.11.2010) | Autor: Alejandra Primáchek
Visiones: 468 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018