¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№31
mayo-junio 2012
№30
marzo–abril 2012
№29
enero–febrero 2012
№28
noviembre-diciembre 2011

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Año lectivo 2011/2012 » №28

GERNIKA RUSA
 - Roberto, al empezar nuestro dialogo querría agradecerle en nombre de nuestros lectores el haber consentido darnos la entrevista. ¿Cómo empezó Vd. a trabajar con la gente rusa? De donde viene su interés hacia la cultura rusa? ¿Existe el interés por la cultura rusa en el País Vasco? 

 - Es un placer para mí hablar con ustedes y les agradezco su trabajo, que permite a mi humilde persona llegar hasta sus inteligentes lectores.
La primera vez que viajé, como turista, a Rusia, fue a finales de los 80, cuando estaba a punto de desaparecer la Unión Soviética. Muchas cosas me sorprendieron, no todas negativas, pero estaba claro que me encontraba en un gran país con un gran potencial, amante de la cultura y de la lectura, cosa que no sucedía en mi país. Recuerdo que todos los usuarios del metro estaban muy enfadados, acababa de subir el precio del viaje de 5 kópeks a 15… Y yo estaba más que sorprendido, ya que el metro había costado 5 céntimos desde tiempos inmemoriales, cuando en nuestro país todos los productos subían de precio cada dos meses…
El interés por la cultura rusa me viene de la infancia, ya que mi abuela era comunista. Ser comunista bajo la bota del franquismo no era fácil, era un delito castigado con cárcel. En aquel entonces la dura realidad de la dictadura nos acercaba al paraíso ideal de los soviets. El tiempo se encargó de hacernos saber que tal paraíso no existía más que en nuestros sueños…
En el País Vasco actual existe un cierto interés por la cultura rusa y por los rusos en general, existe una simpatía por este país que todavía los nuevos rusos no han conseguido estropear, pero, por desgracia, al paso que van lo conseguirán enseguida.

 - Para muchos, Rusia es un país todavía enigmático debido a sus peculiaridades culturales. Para Vd., ¿cómo ha sido trabajar en Rusia? ¿Cuáles fueron sus primeras impresiones de Rusia?
 
 - Sí, al igual que para muchos rusos la cultura vasca resulta algo exótico, para nosotros la cultura rusa, con toda su riqueza, es en gran medida una desconocida, superando los tópicos de Tolstoy, Dostoievsky, o la tristeza del alma eslava.
Para nosotros trabajar en Rusia es difícil, no solo por el clima, pero enormemente gratificante, cuando tras muchos esfuerzos se plasma algún proyecto y sale adelante.
La primera impresión de Rusia fue de admiración hacia los rusos y rusas, con un clima tan duro y exigente (20 grados bajo cero) ¡eran capaces de sobrevivir y además sonreían! ¡Qué gente tan fuerte! Fue lo primero que me vino a la cabeza.

 - Vd. es el autor del primer diccionario vasco-ruso. Por favor, díganos ¿cómo se realizó el trabajo sobre el diccionario? 

 - Hubo un momento, cuando mi profesor, mentor y amigo, Yuri Vl. Zytsar llegó a la edad de jubilarse, surgió la posibilidad de trabajar en su puesto como enseñante de lengua vasca. Para eso, pensé, lo primero que necesito es un diccionario vasco-ruso. Y me puse manos a la obra, 12 palabras del vasco recibieron su traducción al ruso, lo que se considera un diccionario breve. Después el ordenador, este aparatito que en ocasiones nos ayuda y en más ocasiones nos traiciona, le dio la vuelta y surgió el diccionario ruso-vasco. Eso fue lo más fácil de todo. Lo realmente difícil fue conseguir una editorial dispuesta a arriesgar su dinero y editarlo… Finalmente Elhuyar lo editó, no perdieron dinero (el diccionario está agotado), aunque no cuajó la posibilidad de ir a trabajar a Rusia en la enseñanza del euskara… qué le vamos a hacer, otra vez será…

 - Por favor, cuéntenos ¿cuándo y cómo apareció la idea del proyecto Gernika? ¿Quién fue el fundador?

 - El proyecto Gernika es una editorial que se dedica a la traducción de literatura vasca al ruso, y a editar libros entorno a la cultura vasca. Como todos los proyectos locos surgió en una noche alrededor de una mesa. Román Ignatiev (etnólogo) y yo (lingüista) queríamos hacer algo en Rusia para promocionar y potenciar la cultura vasca. Se nos ocurrió que lo más viable sería una editorial, ya que crea libros que perduran para siempre (o para unos años). Y aquí estamos, con más de diez libros publicados.

 - Nuestros lectores saben que también existe un periódico electrónico. Nos interesa mucho saber cómo se prepara cada edición. ¿Quiénes son los que trabajan en el periódico, sea con el texto, sea con el diseño? ¿Cómo se eligen los temas de cada número?
 
 - La revista digital "Gernika” (www.gernika.ru) tiene una edición mensual. Se trata de una serie de artículos bilingües (en ruso y euskara), dirigida mayoritariamente al público ruso, pero que, sin embargo, también tiene sus lectores y seguidores en el País Vasco. Tiene un esquema fijo, nuestros pueblos, la lengua vasca, hechos culturales, costumbres, gastronomía vasca (creo que es el apartado más leído) y hechos de actualidad, noticias que despiertan nuestro interés, tanto desde la cultura vasca como desde la cultura rusa.
En la edición trabajamos mano a mano Román y yo, aunque por desgracia no tenemos tiempo y hace unos meses que está un poco abandonada. Nos gustaría crear un equipo de vascos y rusos para llevarla adelante. Entre sus lectores ¿hay alguien interesado en participar?

 - ¿Qué proyectos piensa Vd. realizar en el futuro próximo? ¿Qué libros planea publicar?

 - En realidad vamos un par de años por delante, es decir, lo que estamos planificando en estos momentos (traducciones, etc.) se plasma, se convierte en libro al cabo de un par de años… Otro proyecto importante, que no hemos podido realizar todavía por falta de financiación, maldita crisis, es una visita de nuestros escritores a su hermoso país. También nos gustaría organizar en el País Vasco una visita de escritores rusos.

 - ¿Cuál es la situación del euskera en los territorios vascos? ¿Qué ha cambiado desde los años setenta?  ¿Qué temas inspiran a los escritores vascos ahora?

 - En este caso se da una situación paradójica. Por una parte la literatura vasca está en su mejor momento, con la mayor vitalidad de la historia, se publican más libros que nunca, los autores son mejores y más preparados que nunca, estamos en un momento que se recordará como la época de oro de la literatura vasca. Por otra parte el euskara está de capa caída, parece que vamos en una dinámica como en Irlanda, donde todo el mundo sabe gaélico pero solo lo usa el 10 por ciento de los irlandeses… Esperemos que este momento no sea el canto del cisne de nuestras letras…
Desde los años 70 han cambiado muchas cosas, el euskara se ha prestigiado después de los años de desprecio de la dictadura, los escritores están mucho más preparados, se nota que han estudiado en la escuela y en la universidad en lengua vasca. Otra aportación muy importante es la de las mujeres, que han entrado con fuerza y seguridad en la literatura, aportando su punto de vista vital.
Hoy en día los escritores vascos se inspiran, como todos los escritores del mundo, en sus vivencias, que transmiten con maestría. ¿Qué temas preocupan a la sociedad en general? Esos temas se recogen en las obras de nuestros autores, y reflejan el sentir de nuestros conciudadanos.
Categoría: №28 | Ha añadido: quepasa (11.02.2012) | Autor: Anastasia Sokolova
Visiones: 469 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018