¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№33
diciembre 2012 - enero 2013
№32
septiembre-octubre 2012

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Año lectivo 2012/2013 » №33

Homenaje a Cataluña


El 11 de septiembre de 2012

...Como he mencionado ya, otra reivindicación de los catalanes, e incluso del actual Gobierno de la Generalitat, es la demanda del "pacte fiscal” que permita a Cataluña recibir un sistema de financiamiento más favorable. El motivo de queja principal de los catalanes es que Cataluña entrega más dinero a los Fondos del Estado español (que permite apoyar económicamente a otras comunidades autónomas menos dinámicas en este sentido) del que España le devuelve. (Es decir, que desde esta posición se considera que la diferencia entre los ingresos de la Administración Central en Cataluña y las inversiones y gasto del Estado en territorio catalán es demasiado grande, puesto que llega a comprometer el desarrollo económico y el bienestar de los catalanes). Y debido a que desde inicios del siglo XXI la economía de Cataluña cuenta con déficit, las demandas catalanas vienen más a menudo que antes.

Pero el problema del pacto fiscal al final se quedó sin resolver. Como en España hoy gobierna el Partido Popular (conservador y nacionalista español) y en Cataluña gobierna CiU (conservador y nacionalista catalán) no parece posible llegar a un acuerdo fiscal en favor de Cataluña y, lo más importante, no parece muy posible (sobre todo en las condiciones actuales de crisis) la viabilidad de una ruptura (por lo menos económica) de Cataluña con España. Así lo afirma claramente el Gobierno Central y hasta así lo advirtió Artur Mas, el presidente de la Generalitat de Cataluña, líder de la federación de CiU, en la rueda de prensa que dio después de la entrevista con Mariano Rajoy, el presidente del gobierno español: "Tomemos la decisiones que tomemos en los próximos días, semanas o meses, creo que no hay que plantearlo en términos de ruptura, porque ruptura es como si hubiera un aislamiento total. Nosotros no nos hemos vuelto locos. Que queramos ser catalanes ahora y también en el futuro no quiere decir que nos hayamos vuelto locos y por tanto nuestro marco natural es la Unión Europea y nuestro marco natural es el Euro y queremos seguir estando ahí”. De esta forma, el presidente catalán nos prometió que habría decisiones en el futuro.

Ya a finales de septiembre, Artur Mas declaró que convocaría elecciones anticipadas en el Parlamento de Cataluña para el próximo 25 de noviembre, tras las cuales quisiera impulsar un referéndum sobre la autodeterminación de Cataluña. Y esta noticia no ha pasado desapercibida ni en las Cortes Generales, ni en la prensa española y mundial.

Como nos afirma el Economista: " El pleno del Congreso debatirá el próximo martes sobre la capacidad de Cataluña para convocar un referéndum de autodeterminación, como pretende el presidente de la Generalitat, Artur Mas, si tras las elecciones del 25 de noviembre existe una mayoría soberanista.”


Mariano Rajoy (izquierda) y Artur Mas en La Moncloa

EPÍLOGO

Este artículo fue escrito en septiembre, y entonces no sabíamos nada del resultado, precisamente tanto del resultado de las elecciones (esto más o menos lo pudimos imaginar y adivinar), como del resultado de aquel afán independentista que se expresó entre la gente en la calle y los políticos catalanes en septiembre y durante toda campaña electoral antes de las comisiones catalanes.

Ahora sí, ya sabemos el resultado. Las elecciones finalizaron la noche del 25 de noviembre y por la mañana del 26 ya nos enteramos de todo. Como dicen los autores de un programa catalán de humor que se llama  "Polònia”: "Antes era Artur Mas, ahora es Artur Menos”.


Artur Mas durante las elecciones

De hecho, el partido de Artur Mas, presidente de la Generalidad de Cataluña, obtuvo 50 escaños y perdió 12 en comparación con las últimas elecciones del año 2010, cuando había logrado 62 escaños. Esta pérdida de votos es el segundo resultado más bajo del partido de Artur Mas después de los resultados del año 1980, cuando CiU obtuvo sólo 43 escaños en Parlamento catalán. Pero cabe advertir que las de 1980 fueron las primeras elecciones en Cataluña después de la muerte de Francisco Franco, y que aún así el presidente de aquel entonces, Jordi Pujol por fin consiguió formar gobierno gracias al apoyo de ERC (Esquerra Republicana de Catalunya).

Esta vez los medios de comunicación de ámbito estatal advierten a toda raja que "el órdago del CiU ha fracasado”, "El plan de Mas se hunde a las urnas” ("El País”, 26/11/12), "Cataluña rechaza la independencia” (ABC, 26/11/12) y etc. Pero desde Cataluña, el mismo Mas nos dice que ahora podrá pasar lo mismo que en el año 1980: "Quienes piensen que el proceso queda abortado tiene que saber leer. La suma de los partidos que están por el derecho a decidir es mayoritaria” (Véase ABC26/11/12). Artur Mas aquí se refiere a que la segunda posición la obtuvo el partido independentista ERC (21 escaños, uno de sus mejores resultados en los últimos años después que en 2010 lograra sólo 10 escaños) y también a la entrada en el Parlamento catalán de la CUP (Candidatura d’Unitat Popular), partido independentista y anticapitalista, que antes sólo se había presentado en las elecciones a los Ayuntamientos catalanes. Así, en total los partidos de la franja nacionalista-independentista (CiU, ERC-Cat Sí, CUP) lograron 74 escaños que supera la cantidad que sea necesaria para alcanzar la mayoría absoluta (68 escaños). Asimismo, la franja no nacionalista catalana (o pro-española) consiguió esta vez 61 escaños. Por eso las esperanzas de Mas para convocar una consulta, por lo menos según dice, siguen vivas.

Pero, como ha dicho el periodista del "ABC”: "Manifestaciones no son votos”. El fragor independentista del 11-S no fue apoyado por la mayoría absoluta. Por eso y por muchas otras cosas la independencia y la positiva repuesta en cualquier consulta de autodeterminación ahora se ven poco probables. Entonces, la Generalitat de Artur Mas debe pasar del mito a la realidad, efectuando los ajustes y recortes para que este año no aumente la cifra del déficit de Cataluña.

En el Camp Nou

El clamor de la gente

Laia Vicens (Barcelona) :

Desde que era pequeñita, el día 11 de septiembre, "la Diada”, era una dia de fiesta y celebración. En casa siempre poníamos la bandera en el balcón, hacíamos una buena comida con unos amigos de la familia y por la mañana o por la tarde salíamos a pasear y a participar de los diversos actos conmemorativos de la ciudad: las ofrendas florales y parlamentos delante del monumento a Rafael Casanova, Francesc Macià o al Fossar de les Moreres... Luego, ya de mayorcita, solíamos quedar con los amigos para ir a la manifestación independentista de cada año en la Plaça Urquinaona, llena de jóvenes revolucionarios de todos tipos, y a los conciertos de rock, flamenco o hip-hop que se hacían en un gran escenario del Paseo Lluís Companys.

Pero este año ha sido un poco distinto. Los actos y parlamento no han cambiado, también Barcelona se llenó de "tenderetes” reivindicativos y festivos, y hubo conciertos guapísimos (Txarango, Pastora, Brams...), pero la gran manifestación que a partir de las 18h de la tarde empezó a caminar y que a las 21h de la noche aún marchaba fue espectacular. Había tanta gente distinta, de todas las edades, y con tanto entusiasmo y alegría... Estar allí fue una experiencia muy bonita, se respiraba una gran ilusión y mucho compañerismo (había gente con sillas de ruedas y la multitud les dejaba paso de un modo que parecía increíble con tanta masificación).

Desde entonces, la verdad es que estoy muy sorprendida de la velocidad que están tomando los acontecimientos desde aquel día. Estoy alucinando con que Convergència i Unió (el partido que gobierna en la Generalitat) se haya apuntado al carro del soberanismo, después de más 30 años de practicar la política del "peix al cove” y la "puta i la ramoneta” (expresiones catalanas que sirven para describir las actitudes ambiguas, el decir una cosa pero luego decir otra y argumentar que antes no les habían entendido). También me sorprende la cantidad de gente que salió este año a manifestarse y el eco que en el día a día se percibe. Supongo que en esto habrán jugado su papel los desencuentros con el Estado en cuestiones como los recortes de la sentencia contra el Estatut, el acoso a la "normalización lingüística”, las acusaciones que en Catalunya se persigue el castellano..., y claro, también los peajes y el esfuerzo económico sobre todo en época de dificultades en la economía; per aun así no ha dejado de sorprenderme cómo todo esto ha surgido. Hace un par de semanas en una pizzería-restaurante del Raval que frecuento oí una discusión sobre si la hipotética Catalunya independiente estaría gobernada por los conservadores-liberales de CiU o si se trataría de un Estado más social e "izquierdista”..., y hace unos días pasando al lado de un quiosco de periódicos en el Paral·lel oí un grupo de viejecitos comentando "todo lo que [según ellos] España nos quita”. Como he dicho pues, nunca había visto tan extendidas en la calle este tipo de conversaciones, y además, como es obvio, el tema abre y plantea muchas cuestiones asociadas tras de sí: más allá de cómo podría realizarse esto o si sería posible, también ¿qué modelo de Estado podría tomar una hipotética Catalunya independiente?, ¿sería un modelo neoliberal tipo CiU o uno de más social?, ... Por el momento, a mi me parece interesante y bonito que la gente, en éste como en muchos otros temas, se plantee e interrogue sobre la realidad en la que vive y desea vivir, para poder construir así una sociedad más madura y crítica. En mi caso, me siento entusiasmada con la idea del comienzo de un sugestivo periodo de debates y eventos, y con el fin de la marginalización de este tipo de debate. En mi caso, yo no sería partidaria de la independentista si España asumiera que se trata de un Estado plurinacional, pero como esto parece que no se puede entender nunca en este estado hermano, no me siento cómoda en un Estado así. De todos modos, esto tiene que ser una decisión colectiva y democrática del pueblo catalán, así que cómo vaya reflexionando la gente y vayan avanzando los acontecimientos... ¡poco a poco se irá descubriendo!

Categoría: №33 | Ha añadido: quepasa (30.03.2013) | Autor: Svetlana Rúdnik
Visiones: 632 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018