¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№34
marzo - abril de 2013

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Último número » №34

BAILAR EN LA OSCURIDAD


En la página web de éste así describen su historia:

"En el año 2000, cuatro grupos de Moscú y una compañía de San Petersburgo, se juntaron en el Primer Festival del Flamenco en Moscú, entonces sin nombre alguno. De la organización se ocupó la misma persona que llevaba las primeras fiestas de la "Compañía Violeta González”, Liubov Kuznetsova, con su gran amor y pasión hacia el arte flamenco. El público era muy exigente y a la vez, muy amable, ya que estaba compuesto por los familiares y amigos de los artistas semiprofesionales que estaban descubriendo el arte mágico del flamenco....El cuarto año del Festival 2005, llegó a ser un gran Estreno. Fue entonces cuando el festival tuvo un verdadero éxito. La fiesta española tuvo lugar en mayo en el escenario del Jardín y el Teatro "Hermitage". En el Festival participó el primer artista flamenco de España, Juan Polvillo. El "¡Viva España!" 2005 pasa con el apoyo del departamento de Cultura de la Embajada de España, y recibe el estatuto internacional. Al escenario salen más de 20 compañías de diferentes regiones de Rusia, y en las galas de la noche, el teatro a penas puede con todos los espectadores. ¡Fue el primer gran éxito! En el marco de la fiesta, el restaurante «Maestro de Oliva» organiza la degustación de los vinos y las tapas españoles, la Casa de Moda "Mango" presenta su colección de prendas de ropa; tuvo lugar también la exposición y la venta de los trajes y complementos flamencos. Así que, ¡a disfrutar de una verdadera fiesta española!


Así  por cinco días Moscú se convierte en la ciudad del flamenco porque junto a los bailes de los participantes de la lucha por "la Centaurita dorada”, así se llama el galardón principal, los espectadores pueden disfrutar con los conciertos de las estrellas flamencas, como las de este año: Eva Yerbabuena, Rocío Molina y Farruco. Yo tuve la suerte de haber asistido al concierto de Rocío Molina. Y si yo conocía un poco el estilo y la biografía en general de Eva Yerbabuena y Farruco, los de Rocío mucho tiempo quedaban desconocidos para mí. El espectáculo se llamaba "Bailaora” y a mi entender nos hablaba sobre la vía artística en la que codo con codo van los sufrimientos y el éxito, la alegría y melancolía. Todos estos sentimientos, y muchos otros, claro, nos intentaba trasmitir Rocío a lo largo de su espectáculo. Ella era la danza y el compás a la vez: a pesar de los cantaores, guitarristas y palmeros (son los que marcan el ritmo de uno u otro palo flamenco) ella misma hacía sonidos con las botellas de vino, con sillas, mesas, campanas y un pandero. Fue espectacular y me sorprendió muchísimo, porque lo que hacía Rocío Molino no era "el flamenco puro” lo que cada espectador normal y corriente supondría al oír la palabra "flamenco”, era un flamenco nuevo, contemporáneo y más difícil de entender.


Me permito un poco entrar en digresiones, porque es interesante lo que noté cuando estaba viendo el espectáculo. El flamenco puro, por lo que vi muchas veces, tiene la estructura bastante estricta, con la mar de zapateado, digamos. El flamenco de Rocío que denominan el flamenco contemporáneo hacía más énfasis en el cuerpo, su movimiento. Así habla sobre Rocío Molina The New York Times: "Al igual que numerosas bailaoras de flamenco a lo largo de los años, parece estar interesada en las contracciones y las tensiones del estilo antiguo en el baile contemporáneo: ella trae aire nuevo, tan fresco como la menta”.

Así era el aire fresco: cuando al romper los corazones a todos los que la veían desde sus asientos en el Teatro Malyi al mismo tiempo no dejaba piedra sobre piedra de las botellas que usaba como metrónomo o la copa de vino que a inicios del espectáculo la veíamos llena y al final ya estaba rota en el suelo. La pasión y el duende,  son las cosas que acompañaban a la artista y su cuadro flamenco todo el tiempo, a pesar de que dicen que el duende es sólo un momento de inspiración, un ratito.

Todos los artistas – quiero aquí decir mil gracias a todos los participantes – tienen mucha ángel y ¡espero que hayan dejado boquiabiertos a los que veían el concierto! A mí sí, y ¿a vosotros?

Sitio del concurso "¡Viva España!”:

www.fiestaflamenco.ru

Sitio de Rocio Molina: http://www.rociomolina.net/

Fotos de la autora del artículo

Categoría: №34 | Ha añadido: quepasa (17.08.2013) | Autor: Svetlana Rúdnik
Visiones: 475 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018