¿Qué pasa?
Salir Entrar
Periódico universitario
«El secreto de la vida no es hacer lo que quieres, sino querer lo que haces»   (proverbio americano)

Menu del Sitio

Secciones de noticias
№34
marzo - abril de 2013

Para Entrar

Sitios Amigos

Catálogo de los artículos
Inicio » Artículos » Último número » №34

EL TURISMO RURAL EN CASTILLA Y LEÓN


La ruta turística por Castilla y León no es tan popular, como los viajes al mar, a la costa mediterránea de España. Sigue siendo una terra incognita para muchos turistas y aficionados a España, injustamente abandonada. Hay mucho que merece la pena ver aquí.

Especialmente esta región les conviene a los que quieren descubrir la naturaleza, alejarse de la ciudad y recuperar el gusto por lo auténtico. Es un lugar para el turismo rural que incluye paseos en coche, a pie, a caballo o en bicicleta, los elementos del conocimiento de la gastronomía y de las fiestas locales y la visita a unos lugares poco conocidos, incluso en el campo. No es un turismo de mainstream sino la oportunidad de conocer la verdadera cultura española y sentir el espíritu de este país.


La Comunidad autónoma de Castilla y León, la más extensa de España, consta de nueve provincias: Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora. Su territorio se puede dividir en dos tipos de paisaje: por un lado, la extensa llanura de la Meseta, ubérrima e ilimitada, que llega hasta el horizonte con sus campos de cereales, y por otro lado, un conjunto de cordilleras: los Picos de Europa, la sierra de Gredos, los Ancares, los pinares sorianos, el cañón del Río Lobo.

Castilla y León tiene una herencia histórica y artística de importancia excepcional. Cuenta con tres ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: Ávila, Salamanca y Segovia. También posee espectaculares catedrales de Burgos y León y unos pequeños pueblos de piedra o barro con una atmósfera medieval, que parecen estar suspendidos en el tiempo.

Pero el rasgo más característico de Castilla y León son los castillos, que forman parte de su paisaje y aparecen a lo largo de las rutas. Estos nos hablan de las batallas del pasado y fueron ellos que dieron el nombre a toda la región. Los más destacados entre otros son el de Arévalo, donde vivió en su infancia la reina Isabel Católica, el Alcázar de Segovia, el castillo de Ciudad Rodrigo en Salamanca. 

Aquí hay diferentes estilos arquitectónicos: el románico (la basílica de San Isidoro de León), el mudéjar (Sahagún, Cuéllar), el gótico (las catedrales de Burgos, León, Salamanca) y el arte renacentista (catedral de Valladolid). De la contemplación de la naturaleza uno puede gozar siguiendo por la Ruta de la Plata (vía de comunicación romana que une el sur con el norte de la parte occidental de la región, desde Mérida hasta Astorga) y la Ruta del Duero (que pasa a través de Soria, Burgos, Valladolid, Zamora y Salamanca, desde el Pico de Urbión hasta La Fregeneda).

El famoso Camino de Santiago también atraviesa esta región.


Los monumentos históricos y los itinerarios naturales no son los únicos motivos para viajar por Castilla y León. Otra cosa es la gastronomía. La carne de Ávila, fruto de la autóctona raza negra ibérica, la cecina de León, que procede de curar, secar y ahumar los cuartos traseros del ganado vacuno, el jamón de Guijuelo y la carne morucha de Salamanca, el queso zamorano, las judías del Barco de Ávila, la lenteja de la Armuña, los vinos de Cigales, El Bierzo, Ribera del Duero, Rueda y Toro.


Aparte de todo esto en la vida regional juegan un gran papel las fiestas religiosas.

Cada ciudad, grande o pequeña, tiene sus patrones, a los que veneran en los días particulares. Cada santo es especialista en alguna cosa, por ejemplo Santa Bárbara es la patrona de la minería y sus fiestas son el 4 de diciembre. En honor de los santos se celebran ferias, fiestas, carnavales, mercados, torneos medievales y corridas de toros.


Las fiestas de Saldaña, Palencia, son conocidos especialmente por sus espectáculos taurinos, que se remontan a la época de Alfonso VII, siendo los primeros de los que se conserva noticia histórica. Mucha fama tiene el Carnaval del Toro en la provincia de Salamanca. El protagonista de las fiestas es el toro, con encierros, capeas y corridas. Un buen número de peñas animan las calles y plazas durante los cinco días que duran las fiestas.

¡Vamos a descubrir Castilla y León, una región de espléndida naturaleza, rica cocina y gloriosa historia!

 

Artículo preparado usando los materiales del libro "Las mejores casas de turismo rural. Castilla y León".
Categoría: №34 | Ha añadido: quepasa (17.08.2013) | Autor: Nadia Koniushíjina
Visiones: 664 | Comentarios: 3 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0

Nombre *:
Email *:
Código *:
Copyright MyCorp © 2018